• Colección de Esther Noriega
  • Desfile de Esther Noriega
  • Diseño de Ladybug
  • CYLFASHION en X Valencia Fashion Week
  • CYLFASHION en XI Valencia Fashion Week
  • Diseño de Esther Noriega - www.esthernoriega.es
  • Desfile de Esther Noriega en CYL Fashion Week
  • Amaya Arzuaga en Madrid Fashion Week
  • CYLFASHION en X Valencia Fashion Week
  • CYLFASHION en XI Valencia Fashion Week

1 Millón de visitas desde 2009

Cylfashion alcanza el millón de visitas

QUÉ ES CYLFASHION

Vídeo de presentación de CYLFASHION

Los magnates de la moda Tory Burch y Pierre -Yves Roussel se casan

el .

Tory Burch y Pierre-Yves Roussel.El mundo de la moda tiene una nueva pareja poderosa. La diseñadora estadounidense, fundadora y dueña de su propia marca, Tory Burch y el alto ejecutivo del conglomerado lujo LVMH, Pierre-Yves Roussel, anunciaron su compromiso esta semana. La noticia, comunicada por ella en su cuenta de Instagram, ha despertado mucha atención en el sector ya que supone la unión de dos imperios que son competencia directa en EE UU.

Según The New York Times, la pareja se conoció en 2014, cuando Roussel fue enviado a explorar el mercado estadounidense para la expansión de algunas de las marcas del grupo. Momento en el que incluso se pudo llegar a sopesar la idea de comprar la empresa de Tory Burch, valorada el año pasado en más de tres mil millones de dólares. Empezaron a salir en junio de 2014, pero algunas webs especializadas recuerdan que ya en febrero de 2013 se vio al ejecutivo francés en el front row del desfile de ella.

Tory Burch ha estado casada en dos ocasiones anteriores. Con su anterior marido, el financiero Chris Burch, tiene tres hijos y lanzaron juntos su marca en 2004. En 2006, anunciaron su divorcio que no se selló hasta 2012, después de una batalla pública por la marca, uno de los mayores casos de éxito en el mundo de la moda. Burch creó un imperio multimillonario, que hoy tiene multitud de líneas de ropa, a partir de la venta de un único producto: unas bailarinas con su insignia valoradas en 200 dólares.

Tras su divorcio, Burch estuvo relacionada con el ciclista Lance Armstrong en 2007 y con el directivo de Warner Music, Lyor Cohen. Pierre-Yves Roussel, que ahora reside entre Nueva York, donde vive ella, y París, donde está la sede de LVMH, también tiene tres hijos de un matrimonio anterior.

El anuncio ha levantado multitud de preguntas y comentarios entre el sector. Desde cómo será la boda, para la que aún no tienen fecha, a quién diseñará el vestido de Burch. Podría ser ella misma, o podría seleccionar a alguna de las marcas del grupo de su futuro marido, como Givenchy, Dior o Marc Jacobs.

Hasta la poderosa Anna Wintour se ha pronunciado sobre la pareja y su futuro enlace en el New York Times: “Con algunas parejas te preguntas, por qué están juntas. A Tory y Pierre-Yves no puedes imaginarlos separados. Son la definición de ‘la pareja perfecta’: ambos brillantes, ambos encantadores, ambos con tres hijos y compartiendo los mismos intereses y actividad”.

Sobre la poderosa unión se especula incluso la posibilidad de que Roussel acabe abandonando LVMH para trabajar en Tory Burch. De hecho, algunas de las marcas del grupo propiedad de la familia Pinault son competencia directa de la diseñadora estadounidense, como DKNY o Kenzo.

También se preguntan cómo se comportarán de puertas hacia fuera, una vez casados. Burch tiene una imagen muy pública en EE UU. Como mujer de negocios hecha a sí misma, y una fundación que ayuda a otras mujeres emprendedoras, es un modelo a seguir en la sociedad estadounidense. Mientras que él, como manda un poco la política de LVMH, mantiene un perfil bajo. Según Wintour, aunque la pareja nunca se haya escondido, ya que acuden a multitud de actos juntos –desde la apertura de la tienda de Burch en París a la cena de los diseñadores de Estados Unidos–, “hay en el fondo algo total y orgullosamente privado sobre ellos”.

Cate Blanchett, recibirá el Premio Lacoste Spotlight

el .

Cate Blanchette, en la película 'Carol'.El próximo 23 de febrero en Los Ángeles, la actriz Cate Blanchett recibirá el Lacoste Spotlight Award, un premio entregado por el sindicato de diseñadores de vestuario de Hollywood que “distingue a actores cuyo talento y carrera personifican un compromiso constante con la excelencia, incluyendo un conocimiento especial sobre el papel y la importancia del diseño de vestuario”. Según ha repetido Blanchett en multitud de ocasiones, para ella los diseñadores de vestuario juegan un papel crucial en la preparación de los papeles. Clave fue para los dos personajes con los que ha ganado sus dos Oscar: su Blue Jasmine agarrada a un Hermés como si de un escudo se tratara; y sin un vestuario adecuado jamás habría captado la esencia de Katharine Hepburn en El aviador.
Leonardo DiCaprio y Cate Blanchett, en la película 'El aviador'.

Leonardo DiCaprio y Cate Blanchett, en la película 'El aviador'.

“Blanchett será homenajeada tanto por su talento incomparable como por su condición dentro de la comunidad de diseñadores. Su aprecio por el arte del diseño de vestuario y su colaboración con los creadores ha hecho de ella un icono dentro y fuera de la pantalla”, explicó el Sindicato en su anuncio.

Además de ser reconocida como una de las mejores actrices de su generación, Cate Blanchett aparece siempre en las listas de las mejor vestidas por sus aciertos en alfombras rojas, pero sobre todo por su valentía a la hora de escoger sus vestidos y conjuntos de distintas firmas de todo el mundo. Como aquel traje masculino rosa fucsia de Edun que escogió en octubre para acudir al programa de Jimmy Kimmel y apareció recogido en toda la prensa internacional.

Antes de abandonar su trabajo para pasar más tiempo con su familia, la actriz está ahora metida en plena campaña de premios. 2015 ha sido un gran año para ella que confirma las razones por las que el Sindicato de diseñadores de vestuario le hará este homenaje. A principios de año, en Cenicienta interpretó a la madrastra mala, con una colección de vestidos de cuento; después, en La verdad se convirtió en la periodista desprestigiada, Mary Mapes; y, a finales, estrenó en EE UU Carol, adaptación de la novela de Patricia Highsmith sobre la historia de un amor entre dos mujeres en los años cincuenta.

Con esta última película es con la que más suena para un tercer Oscar, y por la que ha sido nominada para los Globos de Oro, entregados el próximo domingo. Tanto en Carol como en Cenicienta, Blanchett trabajó con la diseñadora de vestuario Sandy Powell, a quien ya conocía de El aviador. “Hablar con Sandy instantáneamente convierte el trabajo interno de un actor en algo más activo y decidido. Ella provoca la elegancia, el desparpajo, la irreverencia, y la interpretación de uno debe estar a la altura”, decía la actriz en Vogue.

El estilismo de Cate Blanchett, en un fotograma de 'Blue Jasmine'.

El estilismo de Cate Blanchett, en un fotograma de 'Blue Jasmine'.

Para Powell, Blanchett “es como una de esas modelos antiguas de los cincuenta”. “Sabe cómo seducir”, dice, y por eso le fue tan fácil vestirla para Carol, donde su papel de mujer rica consiste en enamorar a una joven “a través de su perfección”.

Cate Blanchett obtuvo el Oscar en 2014 por su actuación en 'Blue Jasmine'.

Cate Blanchett obtuvo el Oscar en 2014 por su actuación en 'Blue Jasmine'.

Antes de Cate Blanchett, Naomi Watts, Kate Beckinsale, Halle Berry o Anne Hathaway fueron algunas de las actrices que recibieron el premio Lacoste Spotlight en anteriores ediciones.

Naomi Campbell, Claudia Schiffer y Cindy Crawford, juntas después de 25 años

el .

Claudia Schiffer, Cindy Crawford y Naomi Campbell para la campaña de Balmain.

Claudia Schiffer, Cindy Crawford y Naomi Campbell para la campaña de Balmain.

Los noventa están de moda. Primero fueron los crop-tops, luego los vaqueros altos de talle y ahora los tres iconos de toda una generación de modelos: Claudia Schiffer (45), Cindy Crawford (49) y Naomi Campbell (45). La firma francesa ha vuelto a reunir a las tops para la campaña primavera-verano 2016 de la maison, 25 años después de que irrumpieran en la industria de la moda.

El encargado de retratar a las divas ha sido el fotógrafo Steven Klein, por cuyo objetivo han pasado otras grandes modelos como Kate Moss o Christy Turlington. Ignorando la tendencia actual de utilizar maniquíes andróginos, el estadounidense ha sabido capturar para la línea primavera-verano 2016 aquellas curvas que hicieron pasar a la historia a Crawford, Campbell y Schiffer y que, un cuarto de siglo después, siguen levantando pasiones.

En blanco y negro, la diosa de ébano, la dueña del lunar más famoso y la rubia alemana que enamoró a Citröen posan en un escenario sencillo (una pared) ataviadas con volantes, rejillas y ante. De momento, esto es lo que se conoce de la colección. "Es un nuevo capítulo para Balmain", aseguró el director creativo de la firma, Oliver Rousteing, para Vogue.  

Rousteing, de 29 años, es un millenial que está haciendo temblar los cimientos del, a veces hermético, mundo de la moda. La colaboración con la firma sueca H&M hizo las delicias de miles de jóvenes alrededor del mundo que aguardaron pacientes durante horas en las tiendas para adquirir una de sus prendas. Entre el elenco de famosos que mostraron su devoción por la línea low cost se encontraba Gigi Hadid (20), Jourdan Dunn (25) y Kendall Jenner (20).

Rousteing no es solo un diseñador comprometido con su generación, sino que también es un gran admirador de aquella con la que creció: los noventa. Con la nueva campaña de Balmain acerca a estas tres divas —que, apunta el diseñador, le hicieron amar la moda—  al público más joven. Algo que ya hizo con la famosa boyband Backstreet Boys en la fiesta de Balmain y H&M, en noviembre. Todos ellos ya forman parte de la conocida como #BalmainArmy (la armada de Balmain).

El fracaso de Valencia Fashion Week

el .

Cuando el diseñador de moda Miquel Suay mira hacia la desaparecida Semana de la Moda de Valencia –o Valencia Fashion Week, que es como se vendía– de la que ya no queda ni siquiera la web, lamenta la manera en la que se trabajó. “Se hicieron cosas interesantes”, explica Suay, “pero no se convertía, no se conseguían logros reales en términos de industria, no había un seguimiento ni un impulso para el sector”.

Los presupuestos llegaron a estar, en los años desde 2008 a 2010 en torno al millón de euros anuales, menguando a la mitad en 2011, a la mitad de eso el año siguiente y languideciendo hasta su desaparición final. “Había un problema de dirección”, aclara Miquel Suay “porque había una gestión personalista de Álex Vidal que era lo opuesto a lo que proponíamos un grupo de los participantes, con la existencia de un comité representativo de los diversos actores del sector y un plan estratégico, además de que pedíamos un gestor independiente. Vidal tomaba las decisiones según su propio criterio, y contaba con todo el apoyo de la administración que había y poco más”.

La experiencia de la pasarela valenciana implicó que muchos profesionales acabasen huyendo de los fastos y se refugiasen en Dimova, la asociación que originalmente había lanzado las experiencias de la Pasarela del Carmen, que fue el certamen que se celebraba hasta 2006: Francis Montesinos, Dolores Cortés y el propio Suay (Miquel participó hasta en 10 ediciones de la Semana Valenciana de la Moda) se alejarían de los lujos que el dinero público pagaba.

“Se hacían cosas muy potentes, realmente espectaculares. Los desfiles que se hacían aquí no se veían ni siquiera en Nueva York o París”, reconoce Suay “y a mí mismo, cuando he tenido que enseñar mis colecciones, eso me ha venido bien, porque muchos se quedaban impresionados. Modelos excelentes y la Ciudad de las Artes y las Ciencias, pero después no había nada para que los diseñadores mejorasen sus ventas, o estos desfiles se viesen realmente fuera de Valencia. A veces en Barcelona o Madrid me preguntan si todavía está la Pasarela del Carmen”.

En definitiva, la perspectiva de Suay es que se trataba de “una fiesta particular de Valencia sin conversión ni comercialización, ni mejora de la industria. Solamente un espectáculo muy caro”.

Victoria Beckham ya genera más dinero que su marido

el .

Victoria Beckham abrió recientemete su boutique en Londres.Según el Telegraph, Victoria Beckham ha logrado que su marca de moda se convierta en un imperio que generó más de 35 millones de euros en el último ejercicio de este año. Su firma Victoria es la mayor rival de la empresa David Beckham, que en el mismo período generó poco más de 18 millones. El matrimonio se convierte así, en una máquina de hacer dinero.

Las cuentas presentadas en el registro mercantil demuestran que Victoria Beckham Ltd aumentó este último año 9 millones de euros su facturación. Sin embargo, aunque la pareja sea rentable y ella sea la que más ha engrosado la cuenta bancaria, su empresa es la que más pérdidas netas registró, mientras que la de David, que prácticamente es la venta de sus derechos de imagen y que tiene pocos gastos generales, generó poco más de 13 millones de euros en conceptos de beneficio.

El éxito de la firma de Victoria significa que a medio plazo tendrá beneficios, lo que significa que algún día su marca podría ser el principal sostén de la familia. Las cuentas también muestran que la pareja reestructuró sus negocios. Pusieron todos sus recursos bajo una sola empresa que les dio a cada uno unos tres millones de dividendos.

La ascendente carrera como diseñadora de Victoria Beckham ha callado bocas, sobre todo las de aquellos críticos que desestimaron su talento y dijeron que no era más que un nuevo capricho de la ex Spice Girl. Desde su fundación en 2008 la compañía ha crecido constantemente. El año pasado abrió su primera tienda física en Londres y tiene pendiente la apertura de nuevas boutiques en Hong Kong, Oriente Próximo y Estados Unidos. Además de su línea de ropa, cuenta con una división de bolsos y maquillaje.

Todo esto confirma porqué la familia es una de las más glamurosas del mundo del espectáculo y además una de las más ricas de Reino Unido.