• Colección de Esther Noriega
  • Desfile de Esther Noriega
  • Diseño de Ladybug
  • CYLFASHION en X Valencia Fashion Week
  • CYLFASHION en XI Valencia Fashion Week
  • Diseño de Esther Noriega - www.esthernoriega.es
  • Desfile de Esther Noriega en CYL Fashion Week
  • Amaya Arzuaga en Madrid Fashion Week
  • CYLFASHION en X Valencia Fashion Week
  • CYLFASHION en XI Valencia Fashion Week

1 Millón de visitas desde 2009

Cylfashion alcanza el millón de visitas

QUÉ ES CYLFASHION

Vídeo de presentación de CYLFASHION

La pasarela de París con tendencia a la extravagancia

el .

La editora de moda Giovanna Battaglia, en una calle de París durante la reciente semana de la moda de la capital francesa

 

El ‘street style’ se va a acabar

Hace ya años que hay más fotógrafos fuera que dentro de los desfiles. Su objetivo era captar a las invitadas más sofisticadas o excéntricas, pero ha terminado degenerando en un circo. Decenas de mujeres vestidas como árboles de Navidad acuden a los shows con el único objetivo de ser retratadas, ya que nunca llegan a entrar a las presentaciones. La locura por capturar sus looks es tal que esta semana una reportera fue atropellada mientras perseguía a las streetstylers. Por redundante (y muchas veces ridícula) empieza a aburrir a lectores y medios.

Dos de las modelos del desfile de Rick Owens

Con la polémica a cuestas

Si hay una foto que ha trascendido los medios especializados es la del desfile de Rick Owens. El estadounidense decidió colocar a mujeres sujetas por arneses sobre sus modelos. Como si se tratase de mochilas, las chicas pendían en un ejercicio de contorsionismo de la espalda y hasta el pecho de sus siamesas. “Las correas pueden estar relacionadas con la restricción, pero aquí solo sirven de apoyo y para mecer, como un acto de arrullo. Se convierten en lazos de amor”, explicaba el diseñador. Más allá de sus intenciones artísticas, existe un claro rédito marquetiano. Owens no es principiante en el arte de provocar: en su colección para el otoño/invierno 2015 los pantalones dejaban al descubierto las partes íntimas de sus modelos masculinos.

Plegarse a un nuevo estilo

Uno de los diseños plisados presentados por Stella McCartney

De cara a la próxima primavera, muchos diseñadores han recuperado la técnica del plisado. Stella McCartney  la propone en su variante bicolor y deportiva. Valentino la emplea en vestidos para combinar láminas de encaje con otras de piel. Karl Lagerfeld apuesta por su versión más vintage en faldas que recuerdan a las de las institutrices británicas de la II Guerra Mundial. Y Hedi Slimane remata con tableados su reinterpretación de la clásica chaqueta Bar, de Dior. Pero, como saben las mujeres voluptuosas, el plisado no es el mejor amigo de las curvas.

El caballo blanco sobre la pasarela de Jacquemus

El relevo, al rescate

La presión empresarial limita los excesos creativos de las grandes marcas y parece que solo los recién llegados pueden permitirse cierto riesgo. Entre los más alabados están el francés Simon Porte Jacquemus, ganador del último premio de la Fundación Louis Vuitton Möet Hennsy, que en su desfile subió a un caballo a la pasarela; y Demna Gvasalia, fundador de Vetements y nombrado esta semana director creativo de Balenciaga. El alemán mostró una colección de aire grunge y en la que se dejaba notar sus años a la órdenes de Martin Margiela.

Una de las propuestas presentadas por la firma Nina Ricci

 

Los noventa ya están aquí

Los visionarios de la moda llevan años asegurando que los noventa han regresado (estéticamente) para quedarse. Cada temporada va a ser la definitiva. Pero el revival no termina de cuajar. Ahora, Guillaume Henry, director creativo de Nina Ricci, y, en menor medida, J. W. Anderson, de Loewe, han puesto su grano de arena para perpetuar esta profecía. Henry emplea siluetas minimalistas en minifaldas rectas y tops de cuello trapezoidal, mientras Anderson las aplica a sus vestidos de piel. Celine, Kenzo y Saint Laurent, con sus vestidos negros y vaporosos, también contribuyen al retorno de esta tendencia.

Montaña de flores artificial creada por Dior en un patio del Louvre para presentar su colección para la próxima temporada

Cuando el lujo es exceso

Una forma de demostrar la grandeza de una casa de moda es a través de su colección y otra, mediante la puesta en escena que la rodea. A veces, las menos, se dan ambos fenómenos a la vez. En París, los montajes de Dior y Chanel compiten siempre en espectacularidad. La primera construyó una montaña artificial cubierta de flores en un patio del Louvre. La segunda, convirtió su pasarela en un aeropuerto con sus mostradores de facturación y sus pantallas informativas.

El aeropuerto de Chanel

Evolución en los desfiles de moda

el .

Modelos desfilando en la pasarelaEn el universo fashion estos días reina el frenesí. Es temporada de desfiles y hay que apresurarse. A ritmo delirante se cogen taxis, se escriben crónicas, se disparan fotografías, se transforma a obedientes cohortes de maniquís en el look perfecto que cientos de fotógrafos capturarán para que miles de medios de comunicación lo difundan a millones de espectadores globales y ¡a desfilar! Comienza el fashion show y nosotros ya formamos parte de él. Hemos interiorizado este ciclo incesante de exhibición y consumo, pero detengamos por un instante nuestra ansia de novedades. Rebobinemos.

Inicialmente, los diseños se lucían serenamente ante una clientela exclusivamente femenina en la privacidad de los salones de las maisons. En 1901 la maison Lucile se inspira en los espectáculos de los teatros parisinos y londinenses para convertir la moda en otra fábrica de sueños: instaló un escenario especialmente iluminado y música en vivo, desarrolló un eje temático para la colección, desterró las poses estáticas, bautizó los trajes con nombres sensuales, confundió mujer con prenda llamando modelo a la maniquí, destapó a las maniquíes: adiós a los maillots negros que cubrían la piel de las chicas, imprimió programas e invitó a los esposos de sus clientas. Un pequeño paso para una mujer, un salto de gigante para el márquetin de la industria de la moda.


La teatralidad de los nuevos desfiles inquietó al público de la época. Al igual que las ordenadas líneas de las coristas, las maniquíes mostraban una uniformidad repetitiva. La velocidad y exactitud de su marcha mecánica, el automatismo glacial de las sonrisas, el vacío expresivo y la despersonalización robótica de los estandarizados cuerpos-percha recordaba perturbadoramente a las autómatas. Encarnaban la estética de la modernidad: la velocidad, la producción racional, mecanizada e incesante del capitalismo industrial cuyo modelo era la cadena de ensamblaje de la fábrica de coches Ford. Vestidos para matar y de confección, las disciplinadas tropas de infantería marchaban al sacrificio de la I Guerra Mundial.

El polémico culo de Victoria’s Secret

el .

El uso del programa fotográfico Photoshop en revistas y anuncios ya está generalizado en el mundo de la moda. Pero un ligero retoque para ocultar granos o celulitis, no es comparable con los estropicios que las marcas de moda y publicaciones hacen de vez en cuando. La última firma en pasarse con la herramienta de borrado ha sido Victoria's Secret, la empresa californiana de ropa interior. Hace unos días publicó en su muro de Facebook la imagen de una modelo de espaldas promocionando unas bragas verdes, pero los usuarios de la red social enseguida se dieron cuenta del error: al ángel de Victoria's le faltaba el pliegue que hacen los glúteos sobre los muslos, es decir, que aparecía sin la nalga izquierda. 

La modelo no solo ha sufrido la amputación de su nalga izquierda, sino que sus piernas tienen una postura tan poco natural que invita a pensar que también han sido retocadas. Una usuaria, que afirma haber usado ropa interior de Victoria's Secret durante los 20 años que duró su servicio en las Fuerzas Aéreas estadounidenses —"por lo bien que quedaba bajo mi uniforme verde y su comodidad"—, se ha quejado en Facebook porque, dice, la lencería que vende la firma ha cambiado mucho desde que ella empezó a comprarla y "ha dejado de ser para mujeres reales". La cuenta de la firma ha respondido a este comentario con un link a su página web que muestra bragas de raso, diciendo que "aún puede seguir comprándolas". 

El error fotográfico ha generado una gran cantidad de bromas y ha sacado a relucir, como suele ser habitual en estos casos, el ingenio de los usuarios en las redes sociales. Uno de ellos ha compartido la fotografía "arreglada" en la que se ve a la modelo con nalgas y las piernas en su posición natural. Mucho mejor que el anuncio de Victoria's Secret. 

Algunos usuarios han sugerido a la marca de lencería que adopte la política de otras empresas como Aerie (también una firma de ropa interior) que hace tiempo decidió publicar imágenes de mujeres reales, sin retoques, en sus anuncios. Las ventas de Aerie se han multiplicado desde entonces.     

Una App para combinar tu ropa

el .

Imagen de la aplicación Chicismo en un terminal Android¿Quién no ha abierto alguna vez su armario repleto de ropa y ha pensado: "No sé qué ponerme hoy"? La respuesta a esta pregunta la tiene Chicisimo, una comunidad de street style que nació en 2010 y que estrena este miércoles su versión para Android —hasta ahora solo existía para iPhone—. "A través de la tecnología podemos conseguir que la gente salga a la calle con más seguridad", asegura Gabriel Aldamiz-Echevarría, experto en Internet y co-fundador de Chicisimo, junto a María Arenaza y un grupo de ingenieros amantes de la moda.
 
Chicismo para Android

Si el estreno de la aplicación en Android sigue los pasos del de iPhone hace un año, el éxito será rotundo; dos días después de su lanzamiento en la Apple Store, Chicisimo se convirtió en la app gratuita más descargada, por encima de otras tan populares como Whatsapp o Facebook, y actualmente tiene casi 580.000 descargas. "Es lo mismo que se hacía hace muchos años cuando te gustaba un look en una revista y lo arrancabas para guardarlo; todo lo que te llame la atención en Chicismo, se puede archivar en un álbum", explica Aldamiz-Echevarría sobre el funcionamiento de la comunidad virtual con etiqueta española. 

Chicisimo ha conseguido en estos cinco años de vida dar una vuelta al mundo de las tendencias, que suelen venir impuestas por los líderes de la moda, temporada tras temporada y con seis meses de antelación. Sencilla y práctica, cuenta con un buscador que permite introducir una combinación de prenda y color (por ejemplo, pantalones amarillos) y la aplicación muestra una serie de sugerencias de looks en forma de fotografías que han colgado otras usuarias y que encajan con esas preferencias. "El acierto es cómo funciona y que se trata de gente real, haciendo moda real", asegura su creador.

Demna Gvasalia, nuevo diseñador de Balenciaga

el .

 

El diseñador alemán Demna GvasaliaAlexander Wang se despedía esta semana como director creativo de Balenciaga con un desfile con aires lenceros en la semana de la moda de París. Centrado ahora en su firma homónima, saludó al público dando saltos de alegría tras finalizar su presentación, quizá con la tranquilidad de saber que la firma ya tenía su sustituto: Demna Gvasalia. El diseñador alemán de origen georgiano será el nuevo director creativo de la firma en sustitución del estadounidense, según ha informado este miércoles el grupo, que ha destacado que su mirada "sin precedentes a la función creadora" recuerda a la del fundador español de la marca.

El relevo se produce cuatro días después de que Wang se despidiera de Balenciaga con su propuesta para la primavera-verano de 2016. Y termina con meses de especulaciones que parecen no haberse cumplido: no se ha promocionado ningún perfil bajo de la propia firma, aunque sí que se ha contado con un diseñador de perfil público más bajo. En el comunicado, el conglomerado de marcas de lujo Kering, al que pertenece la firma creada en 1917, da la bienvenida a su nuevo diseñador, de 34 años, diplomado en la Royal Academy of Fine Arts de Amberes, una de las escuelas de arte más prestigiosas del mundo. Una noticia que se da a conocer el mismo día en el que la principal marca de su mayor competidor, Louis Vuitton, presenta su colección en París.

Alexander Wang, en su último desfile como director creativo de Balenciaga en París

Gvsalia presentó su primera colección en Tokio en 2007 y en 2009 se incorporó a maison Martin Margiela, donde dirigió las colecciones de mujer hasta 2013, y hoy en manos del siempre controvertido John Galliano. De ahí pasó a Louis Vuitton, hasta que lanzó la firma Vêtements, que presentó su primera colección en París en el año pasado.

“Gvsalia se ha impuesto rápidamente como la mejor opción para la nueva dirección artística de la maison”, asegura la directora general de Balenciaga, Isabelle Guichot, quien además destaca del diseñador elegido su “dominio de la tecnología” y “los conocimientos y la cultura de la moda adquirida en sus diferentes experiencias”. “Aporta una mirada sin precedentes a la función creadora y recuerda en este sentido la visión de Cristóbal Balenciaga.Estoy segura de que va a tomar los valores más profundos de Balenciaga y adaptarlos al mundo cambiante de hoy”, añade. François-Henri Pinault, director ejecutivo de la firma -y marido de Salma Hayek- tembién le ha querido dedicar unas palabras de bienvenida: "Es una poderosa fuerza emergente en el mundo creativo de hoy [...] Estoy convencido de que llevará a Balenciaga a un futuro de éxito".

El diseñador alemán, que seguirá dirigiendo además su propia firma, tomará la responsabilidad creativa de las colecciones de la marca y se estrenará con la presentación de la colección otoño-invierno 2016/2017, a principios del próximo mes de marzo en París. "Me siento extremedamente orgulloso y emocionado por el hecho de que se me haya dado esta oportunidad de aportar mi visión a Balenciaga, una casa con una historia excepcional en lo que se refiere a empujar los límites de la modernidad en la moda", ha confesado Gvasalia al portal especializado Women's Wear Daily.

Fue el pasado mes de julio cuando Balenciaga anunciaba el cese de Alexander Wang como su director creativo, después de tres años de colaboración y a pesar del crecimiento que ha experimentado la marca bajo su batuta. Algo que el diseñador ya se intuía y por lo que ha decidido centrarse en su firma: un día después del anuncio de su despido el estadounidense abría en Londres la tienda más grande que su propia firma tiene hasta el momento.

Colección primavera/verano 2016 de Balenciaga presentada en la semana de la moda de París